La Conciergerie y los últimos días de Maria Antonieta

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Más de 2.700 condenados pasaron sus últimos días en la Conciergerie, la antesala de la muerte durante los años de la Revolución Francesa.
Conciergerie Maria antonieta Paris

La Conciergerie es uno de los edificios más interesantes que visitar en París, por su arquitectura pero también por su historia.

La Concierge… ¿qué!? Lo sé, es un nombre raruno, pero todo tiene una explicación en esta vida. Todo menos las chanclas con calcetines y la pizza con piña. Vamos a llevarnos bien.

Aunque suene a tienda de ropa interior, la Conciergerie fue en realidad residencia de los reyes de Francia. Después acabó convirtiéndose en la prisión más popular de la Revolución Francesa. La Conciergerie se refería, en principio, al edificio donde vivía el conserje que era el señor que tenía las llaves, y acabó llamándose así a todo el edificio.

¿Así de absurda es la historia del nombre? Pues se ve que sí.

Como ya os contamos en nuestro post del Mercado de las Pulgas de París, los franceses son muy particulares con esto de los nombres, y si no que le pregunten a Eugène Poubelle, cuyo apellido en francés significa «cubo de la basura» y no es por casualidad. A día de hoy Monsieur Poubelle sería Mister Basuro.

¿Qué es la Conciergerie?

Esta edificación histórica ha sido de todo. Durante varios siglos (entre el S.X y el S. XIV) fue palacio real. Más tarde, en 1392, pasó a convertirse en una prisión para después establecerse allí el Tribunal Revolucionario y acabar albergando el Palacio de Justicia.

Independientemente de todo lo que ha sido, la Conciergerie ha pasado a la historia por ser la prisión donde Maria Antonieta pasó sus últimos días antes de dejar de usar sombrero.

Actualmente, gran parte de las instalaciones de la Conciergerie son visitables y funciona como atracción turística en la que se explica un poco la Revolución Francesa cómo funcionó esto del Tribunal Revolucionario.

conciergerie paris
Interior de la Conciergerie, París

La Conciergerie y Maria Antonieta

Esta cárcel parisina acogío prisioneros de toda índole y clase social, pero su fichaje más galáctico fue sin duda la reina consorte de Francia, María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena.

A pesar de que la reina conservó ciertos privilegios durante su estancia en la Conciergerie, se ve que no terminaba de estar del todo a gusto en prisión e intentó escaparse. El hecho de que la inmesa mayoría de los presos que pasaban por la Conciergerie acabaran guillotinados en la Plaza de la Concordia no acababa de darle buena espina.

«[Si no tienen pan] que coman pasteles»

Frase desafortunada atribuida a Maria Antonieta

Tras el intento frustrado de fuga, Maria Antonieta fue trasladada a lo que, para la época, era una celda de máxima seguridad. Es decir, una celda con un biombo y dos guardias que podían apreciar si la noche anterior la reina había cenado garbanzos.

A pesar de recibir un trato privilegiado, si tienes la oportunidad de visitar Versalles entenderás que para alguien como Maria Antonieta el cambio debió ser bastante traumático.

El suplicio no duraría demasiado tiempo. El 16 de octubre de 1793, también la reina sería víctima de uno de los inventos del Dr. Joseph-Ignace Guillotin, quien como habrás deducido por su apellido, no fue precisamente el inventor del violonchelo.

Su marido, el rey Luis XVI, ya había comprobado que el invento funcionaba perfectamente en enero del mismo año. ¿A que ahora Juego de Tronos no te parece tan loco?

maria antoneta conciergerie
Maria Antonieta saliendo de la Conciergerie, obra de George Cain

¿Vale la pena visitar la Conciergerie?

¡Por supuesto que sí!

Aunque no te interese para nada la historia, el edificio de la Conciergerie es ya de por sí muy bonito y merece la pena una visitarlo.

Si además estás interesado en la historia y la arquitectura, la Conciergerie te encantará. Te recomendamos mucho que hagas esta visita con audioguía (aquí se llama HistoPad) para que disfrutes al máximo de la experiencia en realidad aumentada. A nosotros tampoco nos gusta gastarnos el dinero en audioguías, pero de verdad que en la Conciergerie vale la pena. La alternativa gratis es verte unos vídeos en Youtube mientras que haces la visita, pero no es lo mismo.

Datos prácticos

Cómo llegar a la Conciergerie

La Conciergerie está en la Isla de la Cité, en pleno centro de París y al ladito de la catedral de Notre-Dame y la Sainte-Chapelle, así que es una buena idea ver todo eso en una mañana y luego ver le Maris. Otra opción es combinarlo con el museo del Louvre o el Musée d’Orsay.

Bueno, para no liarte, te recomiendo leer esta guía de las cosas que ver en París en 4 días, donde tienes en un itinerario para cada día con mapa incluido.

En metro: Línea 4, parada Cité

En bus: líneas 21, 24, 27, 38, 58, 81 y 85

Horarios

Todos los días: de 10:30 am – 18:30 pm.

El último acceso es 30 minutos antes del cierre.

Compra de billetes

Puedes comprar tu billete on-line directamente en la página web de la Conciergerie.

También puedes comprarlo directamente en la entrada.

Precio entrada

  • Entrada general de adultos: 9,5 €
  • Los menores de 18 años y los residentes de la Unión Europea entre 18 y 25 años: Gratis.
  • Personas con discapacidad y acompañante: Gratis.
  • El Paris Museum Pass también incluye el acceso a la Conciergerie.

¿Se nos ha olvidado algo? Déjanos un comentario para ayudarnos a nosotros y a los demás viajeros.
¿No se nos ha olvidado nada pero te apetece decirnos cuánto nos quieres? Déjanos un comentario de todas formas, que nos hace mucha ilusión.

No, no hace falta registrarse.

2 comentarios en “La Conciergerie y los últimos días de Maria Antonieta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas

Nosotros antes éramos normales. Un día se nos fue la olla y ahora somos bloggers. La vida.

Muchos destinos aún no están en el Blog de viajes. Si no encuentras lo que buscas, puedes enviar tus preguntas a contacto.