Viajar por libre a

Tailandia

Tailandia fue un destino exótico de islas de ensueño, monjes budistas y gente amable. Hoy es todo eso pero con menos monjes y más australianos borrachos.

A pesar de haberse convertido en el Benidorm de todos los occidentales, Tailandia sigue siendo un destino excepcional, de naturaleza exhuberante, comida rica y una gente a la que dan ganas de abrazar. Si evitas los cuatro focos masificados, descubrirás que Tailandia aún puede dejarte con la boca abierta.

Buscar

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar