Viajar a Australia: Leer antes de volar

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
¿Preparado para viajar a Australia? Que te lo has creído. He aquí una lista de cositas a tener en cuenta antes de volar a las Antípodas. Que luego vienen los chascos.
Viajar a Australia

Si vas a viajar a Australia y te surgen dudas, has llegado al lugar adecuado.

¿Por qué sabemos tanto de Australia? Porque hemos vivido allí más de tres años. Esto no quiere decir que la hayamos recorrido entera (ver punto 1), pero saber, algo sabemos.

1 | AUSTRALIA ES INMENSA

Tan grande que en su superficie entraría Alemania 21 veces y aún nos sobraría espacio para meter el Reino Unido y Albacete. Esto quiere decir que si vas a viajar a Australia, probablemente necesites vuelos internos o incluso considerar la idea de volar a un punto y volver desde otro. También significa que vas a tener que renunciar a ver algunas cosas, a no ser que tengas tres meses de vacaciones, en cuyo caso te remito al siguiente punto, que (éste sí) te va a interesar.

2 | VIAJAR A AUSTRALIA ES CARO

Estos ojos han visto el kilo de tomates a 16 dólares. Vale, eso no es habitual (había sequía), pero sí lo son los cafés a cuatro dólares y las cervezas a nueve. Así se las gastan en Australia, nunca mejor dicho. El transporte público es caro (y regulero), el alojamiento ni te cuento y el alcohol deben envejecerlo en barricas de platino. Quizás la forma más económica y más cómoda de viajar por Australia sea alquilar un coche y dormir en tienda de campaña, principalmente por dos motivos: el primero es que el alquiler y la gasolina no son caros; el segundo te lo explico en el punto 7.

3 | EN AUSTRALIA TAMBIÉN LLUEVE

Yo también creía que en Australia todos los días era verano y que todos los chicos eran surferos de melena rubia y piel bronceada. No, amigas, no. Ni lo uno, ni lo otro. En la costa este del país llueve a menudo. No es mala idea meter un paraguas y/o un chubasquero en la maleta. De los chicos rubios con piel bronceada ya os hablaré en otro post.

4 | SÍ, EN AUSTRALIA PUEDE HACER FRÍO

Australia es tan grande que tiene climas muy diferentes según la zona. Toda la zona de la Barrera de Coral, Cairns y Brisbane tiene un clima es tropical, Desde Sídney hacia el Sur las temperaturas son cada vez más frías, hasta llegar a Tasmania que es como un pequeño Reino Unido. Si vas a viajar a Australia en invierno, ten en cuenta que hace falta un abriguito. En verano, una manguita larga por las noches tampoco sobra.

Tasmania Australia
Lo que hay detrás de la nube es Cradle Mountain, Tasmania

5 | EL SOL EN AUSTRALIA ES ASESINO

«Bueno, yo es que soy de Canarias y no me he quemado en la vida» Ajá. Entiendo. Si me permites un consejo, no hagas el idiota y usa protección solar. Si no lo haces te vas a quemar malamente, seas de Canarias, de Brasil o del Congo. La razón es que el agujero en la capa de ozono está muy cerca y la radiación solar a lo largo del año varía entre alta, muy alta y extrema. Poca broma.

6 | TE QUEDARÁS SIN COBERTURA Y SIN DATOS

Australia es salvaje y remota, y por eso la queremos.

A no ser que pases tus vacaciones en una ciudad (ERROR), tarde o temprano te quedarás sin cobertura y no recibirás datos, así que recuerda descargar mapas, direcciones de alojamientos, la gala de OT, o lo que sea que te haga falta para evitar quedarte colgado. También significa que no podrás molar en Instagram a todas horas. Sobrevivirás.

7 | VIAJAR A AUSTRALIA PARA VER CIUDADES ES UN ERROR

Hay bares en Europa con más riqueza histórica que el edificio más antiguo de Australia. ¿Hay cosas chulas que ver en las principales ciudades? Claro que sí. ¿Merece la pena invertir 1000€ de billete y 30 horas de avión solo para verlas? NI DE COÑA.

Vas al país de los marsupiales y del arrecife de coral más grande del mundo: hazte una selfie con la Ópera por el qué dirán y no vuelvas a Sídney hasta que salga tu vuelo de vuelta.

Viajar a Australia
Leones Marinos en Australia

8 | EN AUSTRALIA NADIE BEBE FOSTERS

N-A-D-I-E.
Pero nadie, nadie, nadie.

En tres años viviendo allí, no he visto una sola Fosters en suelo australiano. Ni falta que hace, porque la cerveza de Australia (la de verdad) es mucho mejor. Si viajas a Australia, no pidas Fosters a no ser que quieras ser el hazmereir del pub. Dicho esto, no voy a publicitar aquí ninguna cerveza solo porque me guste a mí -dijo ella mientras saboreaba su James Squire.

9 | EL TRANSPORTE PÚBLICO ES CARO

Absurdamente caro. Yo he llegado a dejar un coche de alquiler parado 3 días mientras hacía un viaje en barco porque salía más barato que ir y volver hasta el puerto en autobús. Asumir que utilizar el bus o el transporte público será lo más económico es un error. Antes de decidir, compara precios de taxis, vuelos o alquiler de coches, dependiendo de las distancias.

10 |  No se puede viajar a Australia con comida en la maleta

Pasar comida por la frontera está prohibido y se lo toman en serio.

Si va a viajar a Australia, llevas algo de comida y te preguntan, di la verdad. Dependiendo de qué sea, igual te dejan pasarlo. Pero si mientes y te pillan, te quitarán lo que llevas, puede que acabes pagando una multa, y un señor de aduanas cenará jamoncito de huelva esa noche. No merece la pena.

La restricción afecta sobre todo a los productos frescos: frutas, verdura, carne, semillas, pero si tienes dudas te aconsejo echar un vistazo a la página oficial de información fronteriza de Australia.

Ya está. Ahora sí te puedes ir y yo me quedo mucho más tranquila.

¿Se nos ha olvidado algo? Déjanos un comentario para ayudarnos a nosotros y a los demás viajeros.
¿No se nos ha olvidado nada pero te apetece decirnos cuánto nos quieres? Déjanos un comentario de todas formas, que nos hace mucha ilusión.


No, no hace falta registrarse. Y contestamos muy rápido ;)

Entradas Relacionadas

12 comentarios en “Viajar a Australia: Leer antes de volar”

  1. Hermoso blog chicos!!!! Excelentes consejos por cierto!!! Espero la publicación de los surferos de melena rubia y piel dorada!!! JAJAJAJAJA

  2. Veo que queréis que la gente visite Australia. No habéis hablado de arañas en el buzón, serpientes debajo de la tienda de campaña, canguros kamikazes que van a por tu coche en la carretera,… Todo sea por ver un koala, un ornitorrinco o un casuario!

  3. Chicooos!!me ha gustado el blog!!😉 Me he reido mucho🤣 Muy buenos consejos para tenerlos en cuenta,si alguna vez dejo de ser una «persona normal» como Marta😜 a seguir disfrutando por mucho tiempo mas,para poder leer mas cositas en este blog! Un abrazo😘😘

    1. ¡Muchas gracias Ana! Que sepas que eres la autora del primer comentario en la web! Eso se merece una cervecita de agradecimiento cuando pasemos por España 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros antes éramos normales. Un día se nos fue la olla y ahora somos bloggers. La vida.

Últimas entradas

¿NOS SIGUES?

Muchos destinos aún no están en el Blog de viajes. Si no encuentras lo que buscas, puedes enviar tus preguntas a contacto.